Recomendación de viaje: Croacia - De los Alpes al Mar Adriático

Con todas las islas idílicas, las playas de arena de ensueño y el mar azul turquesa, casi se podría pensar que Croacia es un paraíso vacacional tropical. Es fácil olvidar que el país del Adriático está más o menos a la vuelta de la esquina. Aunque un viaje hasta allí sigue implicando un poco de esfuerzo, pero como todos sabemos, el viaje es el destino y podemos prometer que el viaje en esta ruta tiene mucho que ofrecer. Únase a PiNCAMP en un viaje único desde los Alpes bávaros, pasando por Austria y Eslovenia, hasta la soleada Croacia.

La aventura comienza en el extremo sur de Alemania, en el hermoso Berchtesgadener Land. Aquí nos despedimos de casa y cruzamos la frontera con Austria. A pocos kilómetros de la frontera nos espera la primera etapa de nuestro viaje, la hermosa ciudad de Salzburgo, cuna de Wolfgang Amadeus Mozart. No hay que perderse algunos de los aspectos más destacados de la ciudad. Por ejemplo, la colosal fortaleza de Hohensalzburg, con vistas a toda la ciudad, la Casa de Mozart, la antigua catedral y el Palacio de Mirabell.

Satisfechos, salimos de Salzburgo por la autopista en dirección sur, siempre con la vista puesta en el impresionante panorama alpino que nos rodea. Después de pasar el túnel de Tauern y el de Katschberg, llegamos a la provincia de Carintia. También aquí hay mucho que descubrir. Merece la pena visitar la bonita ciudad de Spittal an der Drau, la capital de la provincia, Klagenfurt, y la pequeña ciudad de Villach.

La ruta continúa hacia el sur a través del túnel de Karawanken hasta Eslovenia. La primera parada es la pintoresca ciudad balneario de Bled. Desde la orilla del lago de Bled se tiene una gran vista de la pequeña isla que hay en su centro, donde se encuentra la iglesia de Santa María, así como del castillo de Bled, situado en la ladera. En verano, el lago puede calentarse hasta 25 grados, lo que lo convierte en un maravilloso paraíso para el baño.

De camino al mar Adriático, también merece la pena desviarse a Liubliana, la capital del país. Tras una extensa visita a la ciudad, continuamos directamente hacia uno de los lugares más impresionantes del país. Las cuevas de Postojna se encuentran entre las mayores cuevas de estalactitas del mundo y son una visita obligada en cualquier viaje a Eslovenia.

Desde aquí sólo hay un tiro de piedra hasta la frontera croata. En la ciudad portuaria de Rijeka vemos por fin el mar. Merece la pena dar un paseo por el magnífico paseo marítimo con vistas al Teatro Nacional y al Palacio de Modello. Seguimos hacia el este hasta la "isla dorada" de Krk, donde hermosas bahías y playas invitan a nadar. Tras una relajante estancia en la isla, el viaje continúa hacia el continente en Dalmacia. Los aficionados a la historia deberían visitar las ruinas romanas de Zadar. Si alguna vez está allí, también debería escuchar la surrealista melodía del órgano marino en el paseo marítimo de la ciudad.

En el interior, la ruta nos lleva al Parque Nacional de Krka. Allí, estruendosas cascadas, profundos cañones y exuberantes paisajes verdes esperan a los curiosos visitantes. En el camino hacia nuestro destino final, todavía hay algunas hermosas ciudades costeras para maravillarse antes de acercarnos a nuestro destino final, Split. La ciudad es famosa por su casco antiguo, donde se mezclan edificios de todas las épocas. Las aguas cristalinas del Adriático invitan a nadar y bucear y son el final perfecto de esta ruta única.

¿Le apetece la ruta completa? En la revista PiNCAMP encontrará el informe detallado del viaje.https://www.pincamp.de/magazin/inspiration/routen-touren/mit-dem-wohnmobil-durch-kroatien